Archive for diciembre, 2006

¡El vibrador!

¡Cuidado al usar el regalo que les den en su cumpleaños, ya que las visitas son inesperadas!

Si no, vean este video. ¡Muy divertido!

Nota: No tiene desnudos, así que lo pueden ver con toda la confianza del mundo.

Comments (8) »

EL MANTO DE LA VIDENTE, LA SÁBANA SANTA DEL NUEVO MUNDO

Artículo publicado el día 27 de julio en el Diario El Correo, escritos por Luis Alfonso Gámez.

virgendeguadalupe.jpg

Las pruebas apuntan a un artista indio como autor de la imagen de la Virgen impresa en la tela que se venera en la basílica de Guadalupe.

«La devoción que esta ciudad ha tomado en una ermita e casa de Nuestra Señora, que han intitulado de Guadalupe, es un gran perjuicio de los naturales porque les da a entender que hace milagros aquella imagen que pintó el indio Marcos». Fray Francisco Bustamante, provincial de los franciscanos, denunciaba así en un sermón, el 8 de septiembre de 1556, la naciente devoción guadalupana. Los historiadores coinciden en señalar a fray Alonso de Montúfar, el segundo arzobispo de Nueva España, como el religioso que encargó la pintura sobre la tela y al indio Marcos Cipac de Aquino como su autor. La atribución a la Virgen de Guadalupe se debería a que la imagen original era similar a la de la patrona de Extremadura.

El manto de Juan DiegoJuan Pablo II no dudó en admitir, en el mismo Tepeyac en 1990, que lo que se venera en la basílica mexicana es una obra de arte. Como ya había hecho cuando se demostró que la llamada sábana santa -la tela que presuntamente envolvió el cuerpo de Jesús- había sido confeccionada en el siglo XIV, el Papa puntualizaba, respecto a la tradición guadalupana, que «el hecho de que manos y mentes humanas hayan intervenido tanto en la ejecución pictórica de la imagen como en la configuración de la narración de la aparición» no menoscaba que, en ambos casos, se trate de obras fruto de la inspiración y revelación divinas.

Dictamen de expertos

En su libro La búsqueda de Juan Diego , el padre Manuel Olimón publica, por primera vez, algunas de las cartas que en los últimos años han remitido al Vaticano el abad emérito de la basílica mexicana, Guillermo Schulenburg, el arcipreste del templo, Carlos Warnholtz, y el bibliotecario, Esteban Martínez de la Serna, entre otros. En una de esas misivas, fechada el 27 de septiembre de 1999, los tres clérigos no sólo advierten a Roma del error que supone canonizar al «legendario indio Juan Diego», sino que también añaden que, del examen de la imagen por parte de «nuestros mejores técnicos en conservación de obras de arte», se deduce que reúne «todas las características de una pintura hecha por mano humana, con el deterioro propio de la antigüedad».

El restaurador José Sol Rosales analizó la imagen en 1982, a petición de Schulenburg, y dictaminó que «la pintura es la ejecutada usando diversas variantes de la técnica modernamente conocida como temple». El técnico llegó a la conclusión de que el manto -de 1,7 metros de altura y 1 metro de anchura- es una tela mezcla de lino y cáñamo y que los pigmentos -a base de cochinilla, sulfato de calcio y hollín- son los empleados en el siglo XVI.

Para saber más:

Museo de las estafas: La virgen de Guadalupe

Leave a comment »

La imagen más probable del rostro de Jesús

Pepe Rodríguez, http://www.pepe-rodriguez.com

jesus_neave.jpg

Años de tradición, nos han acostumbrado a una imagen física de Jesús que era antropológicamente absurda e imposible: ningún judío, y Jesús lo fue, de su época y región de residencia podía parecerse ni remotamente a la imagen que el arte cristiano le adjudicó.

Según la información publicada en España por el diario El País (28-3-2001), la BBC, finalmente, se ha atrevido a aproximarse científicamente al posible rostro que pudo tener Jesús. Lo ha hecho con la ayuda de un cráneo judío del siglo I hallado en Jerusalén y de tecnología gráfica digital de última generación. El encargado de la cuidadosa tarea de reconstrucción facial ha sido el prestigioso forense Richard Neave (Universidad de Manchester), que ha tratado de acercarse a la cara original que tuvo el cráneo cubriendo con capas de arcilla la calavera; una técnica que ya había empleado él mismo con éxito para identificar a la víctima calcinada de un accidente ferroviario en Londres, y que es usada habitualmente por la policía a fin de poder identificar cadáveres desfigurados.

El resultado es el nuevo y sorprendente rostro de un Jesús con pómulos y nariz prominentes, cabello rizado y tez morena; nada que ver, claro está, con la pálida, lánguida y suave faz con que se le ha representado siempre. Según Jeremy Bowen, antiguo corresponsal de la BBC en Oriente Medio y presentador de la serie titulada El hijo de Dios, para la que ha sido reconstruido el rostro, ésta podría ser la versión más fiel a la realidad. “Hay muchos varones parecidos a éste en Jerusalén. Es un auténtico judío de la zona y todavía puedes verle hoy pasear por la ciudad repetido en multitud de rostros”, ha dicho.

El cráneo utilizado para la reconstrucción fue elegido por el arqueólogo Joe Zygas, miembro del grupo que inspeccionó el cementerio descubierto durante la construcción de la carretera en Jerusalén. Una vez comprobado que los esqueletos allí incluidos eran judíos por la forma en que estaban alineadas las tumbas y los objetos esparcidos por el terreno, el equipo de expertos fechó la excavación hacia el siglo I de nuestra era. Zygas escogió el cráneo que le pareció más representativo de un vecino de la época y sobre él trabajaron luego Neave y la BBC. El primero reprodujo sin problemas las cejas, la nariz y la mandíbula, que, según él, “vienen dadas por la forma misma del cráneo”. El pelo, la barba y el color de la piel fueron añadidos con ayuda de la BBC, basándose en las caras de Cristo pintadas hacia el siglo III en frescos conservados en Siria e Irak. “La arqueología y la ciencia anatómica arrojan más luz que el arte sobre el posible rostro de Cristo”, ha dicho Jean Claude Bragard, productor de la serie para la BBC en colaboración con el canal Discovery y France 3.

Complementaremos esta información con unos breves datos extraídos del libro Mentiras fundamentales de la Iglesia católica.

A juicio de la mayoría de expertos, Jesús nació probablemente entre el año 9 y el 5 a. C. entre los judíos de Palestina y vivió en Nazaret, una modesta ciudad de Galilea, hasta una edad comprendida entre los treinta y cuarenta años, trabajando en el oficio familiar de carpintero?albañil hasta que lo dejó todo para irse al encuentro de Juan el Bautista. Por su oficio se le puede situar entre las clases medias palestinas y ello le puso necesariamente en contacto con los judíos fariseos y su partido, del que debió estar muy próximo aunque no parece que llegara a militar en él. También parece evidente que conoció en profundidad la secta de los esenios y sus ideas, ya que algunas de ellas serán troncales en sus discursos posteriores.

Jesús pasó un tiempo junto al Bautista, hasta el extremo de ser tomado como un discípulo suyo, y allí debió quedar fascinado no sólo por el magnetismo personal de Juan sino por el poder tremendo que intuyó detrás de su mensaje, profundamente revolucionario. Juan el Bautista, al hablar acerca de la proximidad del Juicio Final y de la gracia ofrecida por Dios a todos los arrepentidos, sin excluir a nadie absolutamente ante ese momento último, estaba socavando los cimientos del pesado tabú que había convertido en sospechosas a las masas populares y, en consecuencia, las había excluido de cualquier posibilidad de ser integradas en el “Israel de Dios”. Al ser detenido Juan el Bautista (en algún momento posterior al año 28 d. C. pero anterior al final del año 35 d. C.) y luego ejecutado, Jesús, que ya se había apartado de su círculo, tomó su misión como una continuación y ampliación de la de Juan, dejó de bautizar y comenzó a propagar que el “reino de Dios” no era algo a esperar en el futuro sino que había llegado ya.

Un ámbito sumamente sensible en la vida de Jesús y del que no existe información alguna es: ¿permaneció soltero o estuvo casado? La Iglesia sostiene contra viento y marea que Jesús fue célibe, pero la afirmación de la Iglesia es una especulación carente de todo fundamento ya que en ningún lugar se identifica expresamente a Jesús como soltero, pero, dado que tampoco figura como casado, para intentar defender la tesis contraria también deberemos recurrir a la reflexión sobre algunos de sus actos públicos y características del entorno sociocultural en que vivió.

Aunque, según los Evangelios, Jesús se rodeó fundamentalmente de hombres para llevar a cabo su misión -cosa inevitable dentro de un contexto judío profundamente patriarcal donde cada varón agradecía diariamente a Dios, mediante una plegaria, el no haber nacido siendo pagano, esclavo o mujer-, no es menos cierto que su trato con las mujeres no fue distante ni machista, sino todo lo contrario. Jesús dejó constancia de la importancia que le concedió a la mujer en ejemplos como el de Mc 7,24-30 (donde una mujer le vence dialécticamente) o el de Jn 4,1-42 (diálogo con la samaritana), admitió mujeres entre su discipulado (Mc 15,40-41), etc. No fue, por tanto, ningún misógino, cosa que no podemos decir de la Iglesia católica institucional.

Sabemos también que tuvo un contexto familiar normal, con hermanos y hermanas carnales [tal como se muestra de forma indiscutible en muchos versículos, entre ellos el que sigue: “y viniendo a su patria, les enseñaba en la sinagoga, de manera que, atónitos, se decían: ¿De dónde le vienen a éste tal sabiduría y tales poderes? ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿Su madre no se llama María, y sus hermanos Santiago y José, Simón y Judas? Sus hermanas, ¿no están todas entre nosotros? …” (Mt 13,54-58)], y que al menos sus hermanos varones, según afirma Pablo en I Cor 9,3-5, estaban casados. Conocemos también que Jesús, como judío que fue, estuvo siempre sometido a la ley judaica que instaba a todos los individuos, sin excepción, al matrimonio. La tradición judía despreciaba el celibato y se hace imposible imaginar que, en aquellos días y cultura, un célibe pudiese alcanzar alguna credibilidad o prestigio social. A la edad en que comenzó a predicar, Jesús ya debía estar casado y haber tenido descendencia. Cuando dejó Nazaret para comenzar su carrera mesiánica y abandonó a su familia, pudo haber dejado también a su esposa e hijos, tal como consta que hicieron algunos de sus apóstoles, cosa que no era nada infrecuente ni mal vista en esos días.

Si hemos de imaginar a Jesús de alguna forma todo indica que tenemos que hacerlo como a un artesano judío, religioso, casado y con hijos. El que Jesús hubiese sido célibe no sólo es bastante más improbable sino que resultaría milagroso. En cualquier caso, especulaciones al margen, jamás podremos averiguar con certeza cual fue su estado civil. Así de paupérrima es la información que poseemos acerca del Salvador, finalmente ejecutado cuando tenía entre 41 y 45 años (según los datos que aportan los propios Evangelios).

Ahora, al menos, tenemos un nuevo rostro, infinitamente más creíble que el que la tradición cristiana le ha adjudicado hasta hoy.

Comments (125) »

El ruido electromagnético y los lugares embrujados

Glenys Álvarez, http://www.sindioses.org

fantasma.jpg

“Yo no creo en fantasmas”, asegura Simón seriamente, “pero me encantaría que me probaran que estoy equivocado”. Los deseos de Simón, miembro de varias organizaciones paranormales y foros en línea sobre metafísica, han estado tratando de ser cumplidos desde 1852. No obstante, la ciencia aún no ha logrado detectar ni probar como real ningún tipo de experiencia paranormal o metafísica, aunque lo siguen intentando.
En esta ocasión, dos estudios independientes, uno por un neurólogo canadiense y otro por un doctor en psicología considerado una autoridad en el estudio de lo paranormal, han demostrado que los lugares encantados sí existen pero que, paradójicamente, los fantasmas que los habitan no son reales. Uno de los estudios fue llevado a cabo por el reconocido doctor Richard Wiseman, quien ha dedicado décadas al estudio de lo paranormal y lo inexplicable. Wiseman, además de tener un doctorado de la Universidad en Londres de Psicología, también es considerado uno de los magos más reputados de Gran Bretaña. “Cuando sabes manipular la magia te das cuenta que la clave reside en el poder de la sugestión. Tampoco podemos olvidar que no hay presa más fácil que una que necesita y quiere ser engañada. Hemos tratado de detectar y resolver complicadas preguntas de naturaleza compleja. ¿Por qué mucha gente siente presencias en los mismos lugares encantados por siglos? Hemos intentado resolver esta pregunta con el conocimiento de que el creyente por lo general no requiere de ninguna prueba para creer mientras que para el escéptico ninguna prueba le es suficiente”.
Wiseman ha realizado los más variados experimentos científicos para detectar la telepatía, las personas que dicen percibir el futuro y los lugares decididamente encantados. En marzo de 2001, el equipo de Wiseman entró al Castillo de Edimburgo invitados por el Gobierno Británico. El objetivo principal era detectar la presencia del fantasma de Catherine Howard, la quinta esposa de Henry VIII quien fue ejecutada por sus conocidas infidelidades. Los científicos se mudaron al lugar, cargados de alta tecnología.
“Llevamos detectores termales y medidores de movimientos sutiles en el aire. Dejamos que cientos de personas entraran al salón donde se dice vive permanentemente este fantasma y nos dijeran lo que percibían, encontramos que los lugares donde la presencia era percibida con más intensidad se caracterizaban por columnas frías de aire que entraban por un sinnúmero de puertas clausuradas que rodean el lugar. Nuestros aparatos detectaron vientos irregulares provenientes de huecos en las puertas. También descubrimos que los lugares donde se percibían más fenómenos paranormales tenían en común la oscuridad en los pasillos. La gente se pone ansiosa cuando no sabe lo que está ocurriendo afuera, si unimos eso al hecho de saber que se encuentran en un lugar embrujado, entonces tendremos como resultado una explicación paranormal”, explicó Wiseman para la BBC en línea.
Para la ocasión, el equipo de Wiseman midió los lugares embrujados en el Palacio de las Cortes de Hampton y en las Catacumbas del South Bridge en Edimburgo, Escocia. Utilizaron cientos de voluntarios que relataron antes de participar si conocían sobre los fantasmas que habitaban estos lugares.
“Los voluntarios se enfrentaron a sus miedos y visitaron cada habitación de estos lugares. Los resultados fueron impresionantes. De acuerdo con nuestras medidas, los sitios encantados existen pero los fantasmas que lo habitan no son reales”, declaró Wiseman.
A pesar de lo paradójico de la interpretación otro estudio canadiense dirigido por el neurólogo Michael Persinger, profesor de neurología en la Universidad de Laurentian en Ontario, Canadá, corrobora el razonamiento de Wiseman.
“Nuestro estudio estuvo basado en análisis anteriores del cerebro y en medidas minuciosas de los campos magnéticos en los lugares decididamente encantados. Descubrimos que los fantasmas no son más que ruido electromagnético”, explicó Persinger.
Las medidas fueron tomadas por Paul Stevens de la Unidad de Parasicología Koestler en la Universidad de Edimburgo. Stevens afirma que en los lugares encantados midió altas variedades electromagnéticas.
“En los lugares en que las personas decidían dormir o descansar y donde se sentían a salvo no encontramos ninguno de estos cambios ni ruidos. Estos lugares eran completamente neutros y silenciosos”, explicó Stevens.
Los resultados confirman los que ha obtenido Wiseman hasta el momento. Sí existen lugares embrujados porque las personas reaccionan a alucinaciones visuales por cambios en la luz, en el viento, en la temperatura y en el ruido electromagnético que exista en el lugar.
“Además”, agregó Persinger, “hemos experimentado con este ruido electromagnético en el laboratorio y descubrimos que si emitimos las mismas formas de estos campos en el cerebro de voluntarios, estimulando específicamente los lóbulos temporales, éstos percibirán presencias, sentirán que los tocan, que vuelan y hasta que se encuentran cercanos a Dios, todo esto mientras manipulamos sus neuronas con electromagnetismo. Pudimos hasta originar miedo sin mostrar imágenes horrendas o contar historias en la oscuridad”, declaró Persinger.

El cerebro y los fantasmas
Las alucinaciones son errores visuales cometidos por el cerebro. Cuando una persona tiene una alucinación la percibe como verdadera y actúa acorde el funcionamiento de su cerebro. Este órgano está bastante condicionado por nuestro alrededor, si miramos hacia las nubes descubriremos un sinnúmero de imágenes, todas conocidas e inventadas por el ser humano. El cerebro tiende a formar caras en cualquier lugar, hasta en la superficie de Marte.
“Uno de los fenómenos menos estudiados ha sido la parálisis de sueño. Cuando esto ocurre, las personas sienten que algo los presiona en el pecho, que no pueden respirar, algunos sienten la presencia de alguien en el cuarto y hasta ven las caras conocidas de familiares muertos que se sientan al borde de la cama. En estas ocasiones, muchas personas también piensan que han sido abducidos por alienígenas. Estos eventos ocurren en esa parte del sueño cuando no se está ni despierto ni dormido. Se han realizado muchos estudios científicos del sueño pero sobre estas etapas no se ha estudiado mucho. Un estudio japonés del año pasado sí demostró que las personas percibían todos estos efectos paranormales durante esta etapa del sueño”, explicó Persinger.
Por otro lado, las experiencias de levitación y de que las personas se salen de sus cuerpos y sienten la presencia de divinidades, ha sido relacionado intrínsecamente con las estimulación de los lóbulos temporales en el cerebro. Varios neurólogos, como Oliver Sacks, V. S. Ramachandran y Persinger, entre otros, han elaborado complejos experimentos cerebrales que han corroborado estas teorías.

Los espectros de Gran Bretaña
Gran Bretaña tiene un porcentaje alto de personas que creen en fantasmas. El 42% de la población no sólo cree en las apariciones y otros eventos paranormales sino que aseguran haber visto o percibido un fantasma alguna vez en su vida. De acuerdo con estadísticas recientes, en Estados Unidos el número es aún mayor. “La creencia en fantasmas y eventos paranormales ha estado con nosotros por mucho tiempo. Aún existen personas que creen en la necromancia, es decir, que los muertos pueden contarles el futuro si duermen en tumbas y otros lugares encantados. Estas creencias se originaron en Egipto y aún nos acompañan. Es curioso como las personas explican estas ocurrencias con eventos extraordinarios, muy pocos recurren a la más simple solución utilizando la conocida navaja de Occam para enseriar sus teorías”, comentó Persinger. “De todas formas, pensamos que la ciencia debe investigar lo desconocido y como tal, continuaremos utilizando la tecnología para buscar fantasmas, si hemos podido atrapar neutrinos y medir la actividad neuronal, es posible entonces detectar un fantasma si de verdad éstos existen”.

En la red
La Fundación Educacional James Randi en Estados Unidos ha establecido un fondo que comenzó con cien mil dólares y que ahora ha llegado al millón, para donarlo a cualquier persona o institución que demuestre, en un marco experimental y científico conducido por universidades e investigadores independientes, que posee poderes paranormales, visiones del futuro, telepatía o comunicación con el más allá. Por décadas, Randi a visitado varios países y ha organizado cientos y cientos de experimentos para determinar si existen o no estos poderes y dar el dinero a la persona u organización que los posean. Hasta el momento, la Fundación sólo ha descubierto fraudes y chantajes. Desde niños hasta ancianos y todo tipo de videntes han pasado por estas simples demostraciones sin xito alguno. Si usted quiere participar en alguno de estos experimentos visite la fundación en www.randi.org.

Comments (12) »